...el deseo de cambios está latente...dice el PLNC

martes, 22 de junio de 2010



22 de junio 2010

Para un país que arribará a medio siglo hundido en la desesperanza y pobreza, el deseo de cambios está latente. Si alguien lo duda solo tiene que dar un recorrido por las calles de nuestros campos y ciudades y preguntar, ya verán el sentir del pueblo cubano. Lógicamente estas opiniones jamás se oirán en los medios de prensa que están celosamente controlados.


Es conocido que a los ciudadanos que han estado sometidos a espacios perennes de divulgación ideológica se les embota y codifica la mente, y el pueblo de Cuba es uno de los que ha experimentado esta desgracia. Para el gobierno, aleccionar y mantener un inflexible control en todos los sectores, así como sobredimensionar sus supuestos logros ha sido una táctica política que le ha facilitado ocultar sus desmanes. Ahora bien, los tiempos cambian y los contextos también, estamos en el siglo XX1, el proyecto revolucionario es un insípido y trasnochado fracaso, uno más. Al igual que todos los países de Europa del Este y la desaparecida Unión Soviética, los ciudadanos cubanos han empezado a sacudirse el miedo y el terror que impregnan estos sistemas, ya todos hablan y comentan sobre el futuro, demasiados sueñan con el mundo occidental y una gran mayoría desea emigrar.


El gobierno que llegó al poder por las armas en 1959 ha conculcado la mayoría de las libertades fundamentales de los ciudadanos, y eso el pueblo de Cuba no lo merece. Para justificar tales violaciones, se ha dotado de un diferendo que ya sobrepasó los límites de la paciencia entre Cuba y EEUU, y este último es quien ha pagado todos los errores y fracasos del proyecto socialista por casi medio siglo.


El gobierno de Cuba intenta romper tabúes, hablan de nuevas fórmulas, ofrecen ridículamente autorizo para hospedaje en hoteles y alquileres de autos (entre otras posibilidades casi inalcanzables para la inmensa mayoría de la población), que en nada resolverán la gran problemática nacional. Sólo si liberan las fuerzas productivas -que es lo mismo que permitirle al cubano trabajar libremente sin intromisiones y prohibiciones, permitiendo las pequeñas y medianas empresas- tendrán sentido los pequeños giros que podrían fortalecer la economía de los cubanos.


Pensamos que los cambios no serán abruptos, pero el cada vez más necesitado pueblo tiene la palabra, y de él dependerá en gran mediada aperturas de tipo político que por demás son reclamos del amplio sector de la población incorporada a las fuerzas prodemocráticas en la isla. El escenario político cubano es contradictorio, el mismo 10 de diciembre el gobierno anunció la firma de los pactos internacionales de Derechos civiles y políticos y de derechos económicos sociales y culturales, se concretaron estas firmas y aunque falta un gran trecho por recorrer, ya dentro de la isla las fuerzas prodemocráticas y una parte importante del pueblo que por primera vez oía hablar al gobierno de temas vedados, empiezan a presionar para que se publiquen, algo que han eludido, pero además y lo que algunos no sin razón ponen en duda, el cumplimiento de ellos, que sería un importante giro que esperemos no quede en la letra. El tema de la libertad de los presos políticos es sin lugar a duda un gesto que el nuevo gobierno debe tener la valentía para acometer, el liberarlos será un mensaje adelantado del cambio que de todas forma vendrá.



Fernando Edgardo Palacio Mogar                           Ronald Mendoza Méndez
Presidente del PLNC                                              Secretario Ejecutivo Nacional
Calle 148 No4116 %41 y 43 apto 1 La Lisa          Calle 284 %81 y 83 No 8123 El Cano
Teléfono 05 3445927

0 comentarios:

Publicar un comentario