DECLARACIÓN La Convergencia Liberal Cubana (CLC) No al continuismo, no al inmovilismo

martes, 31 de agosto de 2010

La Habana, 23 de agosto de 2010
DECLARACIÓN

No al continuismo, no al inmovilismo

Si bien no se ha logrado un consenso entre las diversas fuerzas opositoras dentro de Cuba y se mantiene la dispersión de las diferentes organizaciones del exilio, no constituye esta realidad una impedimenta para que una y otra con sus matices, manifestaran su comprensión sobre el opcional alivio que representa la decisión del gobierno cubano de liberar a los 52 presos de conciencia de los 75 condenados injustamente por sus ideas en la Primavera Negra de 2003.

La Convergencia Liberal Cubana (CLC), cree que esa decisión, “aparentemente”, es el resultado de las conversaciones que sostuvieron la Iglesia Católica y el Gobierno Cubano, lo cual posibilitó poner fin a la bárbara e injustificada represión contra las pacíficas Damas de Blanco. Abriéndose así el camino para que los primeros 27 presos liberados partieran hacia España en unión de sus familiares.

Desde estos primeros gestos se desató toda una tormenta de especulaciones y predicciones dirigidas a que se anunciarían nuevas medidas tendientes a despuntalar un régimen que, trascurridos 50 años, ha dado muestras de su total ineficiencia y que además tiene sumida a la nación cubana en su peor crisis, como consecuencia de la consolidación y generalización de una corrupción aupada y protegida por un sistema de gobierno que es enemigo y liquidador de todas las manifestaciones de libertad, democracia y de derechos humanos. Cuya razón en el poder descansa en la confrontación, la impunidad y la intolerancia sistematizadas.

Estas realidades no podían ser pasadas por alto. Sin embargo, algunos incautos insistieron en que se habían dado las condiciones para que Bruselas tomara nota de tan trascendente acto y se empinara por encima de las justificadas desconfianzas y desacuerdos y que los 27 comenzaran a dar pasos dirigidos a suprimir la Posición Común y sustituirlo por un acuerdo de colaboración. Para la CLC, esto sería un gravísimo error.
Tal gesto esta condicionado a que La Habana de señales de una clara voluntad de destrabar una suma de asuntos que aun continúan pendientes, como la ratificación de los pactos de derechos políticos y económicos, y la visita del Relator Contra la Tortura, que hace meses que esta esperando que el gobierno cubano levante los obstáculos que impiden dicha inspección y pueda entrar a las cárceles cubanas.

La CLC estima, que lo acontecido en el acto por la conmemoración del 26 de julio en la ciudad de Santa Clara y las palabras pronunciadas por el Presidente Raúl Castro el 1 de agosto en la Asamblea Nacional del Poder Popular, dejaron un terrible sabor amargo a los ilusos que quemaron sus naves, porque estaban seguros de que ahora sí el gobierno comenzaría la reforma que está necesitando el pueblo cubano.

En una y otra ocasión los gobernantes cubanos, de manera colegiada enviaron un mensaje inequívoco al gobierno español, a la Unión Europea y a los que daban por hecho la supresión de la Posición Común. “Que no habrá impunidad para los enemigos de la Patria”. Como si la patria fueran ellos. “Para quienes intenten poner en peligro su independencia”. Es decir su impunidad y desafueros.

Y si quedaba alguna duda de ese retorcido y destructor continuismo inmovilista; lo reafirmaron al señalar que: “La defensa de sus calles y plazas seguirá siendo el primer deber de sus seguidores a quienes no podrán privar de ese derecho”.

Esto se traduce, en el lenguaje de los intolerantes y de los enemigos de la pluralidad y de la democracia, en que las leyes que llevaron a 75 inocentes a las cárceles hace 7 años; que las hordas de salvajes porristas dirigidas por la policía política que la emprendieron a golpes contra las pacificas Damas de Blanco, siempre y cuando ellos estimen que su poder se pueda poner en peligro, no dudaran en activar nuevamente los tribunales sumarísimos y lanzar a las calles a esas pandillas de inescrupulosos fanáticos, dispuestas a propinar golpizas, derramar la sangre de sus propios hermanos y hasta matar si fuera necesario.

Las organizaciones miembros de la CLC, esperamos que todos aquellos que de buena fe apostaron a los cambios con el actual gobierno, comprendan de una vez y por todas, que el régimen cubano no será la excepción de la mayoría de las dictaduras en el mundo; en las que tuvo que morir el caudillo, para luego de una lucha fraticida dentro del bunker los vencedores iniciaron los verdaderos cambios. Ese momento todavía no ha llegado a Cuba, pero al parecer ineludiblemente llegará a causa de la irresponsabilidad, la falta de seriedad y por el desprecio al pueblo del que padecen los gobernantes cubanos
.
Firman esta declaración las nueve organizaciones miembros de la CLC:

Partido Liberal de Cuba Partido Solidaridad Democrática
Moderador pro-tempore

Partido Liberal Ortodoxo

Partido Paz Amor y Libertad

Movimiento Liberal Cubano

Comisión Atención PP y Familiares

Partido Liberal Nacional de Cubano

Mov. Liberal Unido de Holguín

Mov. Liberal Calixto García de Holguín
______________________________________________________________________
La manera de contactar con la CLC es la siguiente: Teléfonos y Faxes: 878 4010 y 866 8306. Web: http://www.liberalescubanos.org y http://www.psdcubano.com. E-mail: liberalescubanos@concast.net
Enhanced by Zemanta

0 comentarios:

Publicar un comentario